h1

Gaikokujin

13 agosto 2009

Seguramente alguien que lea mi blog de vez en cuando y no sea muy aficionado a la cultura japonesa o no sepa japonés no entienda qué es un gaikokujin. De momento no hay nada que de contar sea, así que creo interesante mostrar qué significa esta palabra, y el trasfondo que tiene.

Gaikokujin se escribe 外国人. Gai por el caracter 外, que significa fuera o “soto” ; koku por 国, país; jin por 人 o “hito”, persona. Traducido literalmente es “persona de un país de fuera”. Un extranjero puro y duro, vamos.

Pero el significado de extranjero muchas veces no es tan bueno como cabría pensar. Hay gente que lo considera algo excelente. En la cultura japonesa no lo es tanto, y muchos piensan que es hasta peligroso. No es la primera vez que veo alguien que se esfuerza por aprender la cultura japonesa, el idioma y la forma de pensar de los japoneses, y lo que recibe es muchísimo menos de lo que esperaba: trato con desconfianza, negación a ciertas cosas y, en definitiva, quebraderos de cabeza que por lo general pueden llevar a otras cosas peores.

Vamos a analizar un poco la situación de estas islas: durante siglos han estado casi completamente cerradas a cualquier tipo de país, exceptuando ciertas negociaciones de comercio con Holanda y Portugal, las relaciones con China (que introdujeron el té, proporcionaron la escritura kanji e influyeron bastante en la sociedad japonesa con el budismo y las ideas de Kong Fu Zi, Confucio) y la llegada de San Francisco Javier allí, ya entrados en la Edad Moderna. Hablamos del s. XVI, que ya es decir. Pero teniendo en cuenta que, temiendo una invasión extranjera, cerraron las puertas a prácticamente todos los extranjeros, manteniendo relaciones de comercio sólo con Holanda, y que hasta que el comodoro Matthew Perry no consiguió en 1858 romper el aislamiento japonés al mundo seguían reacios a tratar con extranjeros, hay muchos siglos de aislamiento del mundo japonés. Un tiempo en el que su cultura permaneció prácticamente intacta, con un desarrollo casi 100% nipón (digo casi porque en la gastronomía sí que se introdujeron cosas como el té, o cha (si estudiáis japonés, buscad té en portugués y comprobaréis la similitud de palabras), la tempura o el pan), y en el que prácticamente nadie perturbó el curso de su cultura. No les fue mal, y desde luego a día de hoy muchas de sus costumbres siguen siendo desconocidas para la mayoría de la gente, y algunas realmente admirables.

Es innegable que nuestra cultura es diferente a la suya. Bueno, de hecho creo que nuestra cultura (la española) difiere bastante de las culturas europeas (sobre todo del Norte), quizá por el calor, por el legado de los musulmanes en España o por Dios sabe qué. Pero somos distintos.

¿Qué les asusta a los japoneses de los gaijin? Pues que todo lo que viene de fuera puede ser kiken (危険), peligroso. Sabemos de sobra que por lo general tendemos a ser un tanto guarros, a no cuidar el mobiliario urbano y a decir las cosas de una forma muy directa y ser bastante “pasionales”, esto es, dejarnos llevar mucho por los impulsos y no por un comportamiento políticamente correcto. Son cosas que seguramente alterarían su wa (倭) o paz espiritual, que podrían ofender, y es algo que ellos tratan de evitar en la medida de lo posible, hasta a la hora de hablar (decir “un poco” en vez de directamente “no” y la disculpa constante, así como el lenguaje indirecto y la forma de decir las cosas, dice bastante de ello). Hay mucha gente que está mentalizada a esto desde una edad muy temprana, y como supuestamente “lo que el hombre une la Naturaleza no puede separarlo“, pues eso, ahí permanece.

Es por esta razón que en muchas ocasiones se nos considera irrespetuosos, sucios o cualquier otro adjetivo despectivo, aunque consigamos entender mínimamente su cultura. Y es algo normal. Ya no sólo en la cultura japonesa, conseguir adaptarse a una cultura extranjera, incluso en países en los que se habla el mismo idioma, e incluso dentro del mismo país (por ejemplo, diferencia entre los andaluces y los madrileños), cuesta mucho trabajo. Y seguramente nunca consigamos adaptarnos del todo a una cultura, aunque hagamos un esfuerzo enorme. No al menos en Japón, donde con simplemente una mirada se sabe si alguien procede de fuera o no.

Seguro que habrá mucha gente (por lo general falsos progres, ya que está de moda ser de izquierdas y supertolerante con todo) que dirá “¿así de cerrados son los japoneses? Pues que se vayan a tomar por el culo” (dicho de la forma menos fina posible), pero la realidad de la que poca gente se da cuenta es de que hasta en nuestro propio país tenemos esa forma de pensar. Ya pueda vivir uno en México, Argentina, Chile, España, Francia o Inglaterra, esa mentalidad existe. No tan exagerada, pero existe. Algunos por estúpidos sentimientos ultranacionalistas (porque los ultranacionalismos son la cosa más estúpida que ha parido la mente humana, y la gente que los sigue, con todos mis respetos, es tonta del culo), otros por el miedo a no saber comunicarse adecuadamente con un extranjero…

No quiero seguir porque probablemente acabaría en un punto bastante difícil de tratar, y no tengo ganas de calentarme mucho la cabeza con el tema para que luego llegue algún progre modernito a soltarme cuatro cosas, pero la verdad es que el sentimiento de recelo hacia los extranjeros está en cualquier sitio, y sobre todo por lo que he mencionado del desconocimiento de su cultura. Y también hay de todo tipo de gente: lo mismo que hay imbéciles que trata a los extranjeros como mierda porque se creen que la raza de su país es única y debe tener la supremacía sobre el resto, hay gente que se esfuerza por comprenderlos e intentar ayudarles en lo que puedan, en pos de que se adapten a la cultura del país en el que están.

Es una opinión subjetiva sobre el tema, y la verdad es que si me equivoco en algo agradecería bastante que se me informase, porque seguro que hay gente que entiende más del tema que yo, y encuentra algún gazapo del que yo no tenga noticia y me puede corregir adecuadamente, del mismo modo que tampoco pretendo ofender a ningún japonés tachándolo de racista así por las buenas (y si esto ocurre, mis más sinceras disculpas, porque no era mi objetivo). Igual me alegraría y agradecería un montón saber que esto le ha servido de ayuda a alguien y le ha guiado un poco.

Y para acabar, quería decir que mi blog se llama “The Gaikokujin” no porque sea una palabra kakkoii, sino porque me resulta difícil comprender a mi sociedad, a los míos, y muchas veces me veo en un término en el que no sé ni lo que soy. No me gusta mi país tal como es, y eso me convierte en un gaijin allá donde vaya, porque en ningún país salvo el mío voy a dejar de ser un extranjero. Y si en mi casa me siento así…pues ya está dicho todo.

Anuncios

3 comentarios

  1. Muy interesante lo de los japoneses con los extranjeros.
    A mi no me gusta tampoco mi país, pero que vamos hacer, tendremos que conformarnos.
    Siendo extranjeros 😉


  2. Hola Ravengoh

    he sabido de tu blog gracias al comentario en el blog de Nora, asi que además de darte las gracias por la explicación, has conseguido una nueva seguidora del blog, he leido esta estrada, y ahora me toca leer un poco lo que has escrito anteriormente
    saludos¡¡


  3. En todas nacionalidades siempre habra gente con ideas de “Lo que hay aqui solo para los de aqui”, y cosas similares, en Japon igualmente no es la excepcion pero no la mayoria, entre de varias experiencias recuerdo una en la ciudad de Toba prefectura de Mie: Entro a comer en un restaurante local,ningun extranjero en kilometros a distancia y la dueña de el restaurante me atiende muy cortesmente, al final me sirve una botana y una bebida de cortesia a la vez que que me pregunta mi procedencia, ella y su esposo se notan contentos de tratar con un gaikokujin o gaijin, sali de ahi muy feliz despues de entablar una pequeña conversacion entre ingles y japones y señas 🙂
    El origen de la palabra es tal cual “gente de fuera o el exterior o de pais exterior” segun los kanji usados pero ciertamente debido a ese aislamiento de tiempo atras parece que llego a tener connotacion de “enemigo” debido a que incluso habia castigo para aquel extranjero que entrase al Japon sin permiso.
    Sobre la forma de ser… es parte de cada cultura, los latinos tendemos a ser asi pero es lo que nos distingue ante el mundo, no todo es ser friamente ordenados, meticulosos, bienportados, silenciosos, u demas 😉

    Un saludo



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s