h1

Algo más que aprender

26 agosto 2009

Llevaba un tiempo dándole vueltas a ponerlo, y al final me he decidido a hacerlo. Esto es algo un tanto personal, pero creo que merece la pena comentarlo.

Veréis, yo empecé a estudiar japonés allá por Noviembre del 2006, y a día de hoy sigo en ello, y la cosa va hacia adelante a buen ritmo (aunque todavía me queda mucho). En este tiempo he llegado a tener hasta 3 profesoras de japonés. Sí, es algo un tanto extraño ir cambiando de profesora cada dos por tres (y lioso, porque cada maestrillo tiene su librillo), pero las circunstancias no permitían que fuese de otra forma.

La gracia del tema es que me ocurrió como le puede ocurrir a cualquier persona: no es lo mismo estar con alguien que acabas de conocer que con alguien a quien has visto y sabes lo que puede hacer, y esto no hace falta nadie que nos lo confirme. Es algo que me ha ocurrido, me ocurre y me seguirá ocurriendo siempre. Todo es cuestión de tiempo.

Y es triste ver que, alguien que no sólo es sensei, sino que con el tiempo es ya un/a amig@, se va, y no se sabe cuándo volverá. Es triste, pero al mismo tiempo tiene un regusto extraño, tal vez por el hecho de pensar “la próxima vez que nos veamos, habremos cambiado bastante”, o simplemente por pensar que, aun estando lejos, nos seguimos acordando de esa persona durante mucho tiempo. Eso es algo más que tener un profesor o profesora: eso es tener alguien con quien compartir cosas, con quien se puede estar a gusto hablando, y, en definitiva, saber que tiene uno un buen amigo, por lejos que esté. Y eso supera razas, edades, religiones, distancia y todo lo demás. Sencillamente, si se tiene un amigo de verdad, el resto no importa.

Para mí es algo más que aprender de las cosas que nos pasan a cada, y este tipo de cosas significan algo más que el mero hecho de aprender sin más. Nadie me obliga a punta de pistola a estudiar esto, pero lo hago porque me gusta, y porque sé que tengo alguien que no sólo me va a enseñar, sino que me va a escuchar y me va a poder ayudar en lo que me haga falta.

Sí, a lo mejor me he puesto muy sensiblero en esta entrada, pero hay cosas de las que uno se acuerda y no se las puede sacar de la cabeza ni con grúa. Y esas cosas incluyen a dos personas bastante especiales para mí. Una de ellas se fue; la otra aún sigue, y espero que durante bastante tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s