h1

Al menos usted no podrá ser hortaliza

5 enero 2010

Porque hasta las alcachofas tienen corazón.

Va a cambiar nuestra vida...pero no la de los demás

Nada mejor que ver a Amélie Poulain con esa cara de pilla haciendo de las suyas después de tener un día desastroso. Para luego poner los pies de nuevo en la tierra y saber que si nos colamos en casa de alguien a cambiarle laz zapas de andar por casa por unas más pequeñas o a echarle sal al whisky o similares nos pueden meter entre rejas por allanamiento, mientras que gente que ha hecho cosas mucho peores está suelta.

O el no poder tocarle a alguien en su punto débil y que caiga por su propio peso. Y así podríamos seguir.

Pero al menos siempre nos quedará Amélie. Y tiempo por delante para no cagarla de forma estrepitosa…antes de que sea tarde.

Anuncios

One comment

  1. ña, me encanta amelie!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s