h1

Remember who you are: recuerda quién eres

21 julio 2010

Después de los primeros discos de un grupo que se supone prometedor y cuyos primeros trabajos son algo fresco, innovador y potente, ocurre siempre lo mismo: el querer experimentar los echa a perder y ganar un público que no es el suyo. Así hasta que se dan cuenta del error y lo subsanan como pueden. Algunos se quedan en un simple intento. Otros consiguen arreglarlo (los pocos). El grupo del que voy a hablar hoy, en mi opinión, ha conseguido sobreponerse a tanto experimento extraño. Señoras y señores, con todos ustedes uno de los estandartes del nu metal, KoRn. Y su nuevo disco “Remember Who You Are”.

Recuerda quién eres. No eres la banda de rock alternativo que quisiste ser para ganar adeptos. Eres lo que eres y punto.

Ya el propio título en sí es una advertencia de que pretenden volver a lo que hicieron en sus primeros discos. Y cuando te pones a escuchar qué han hecho para que eso sea así, bien puedes decir “vaya un chufo” o “lo han hecho”. Ya de antemano anunciaba Jonathan Davis que quería tratar algunas de las razones por las que la humanidad se corrompe y se viene abajo: el dinero, el tiempo, las drogas, la religión y el poder. Y lo ha conseguido, porque trata esos temas a lo largo del disco, y con resultados bastante interesantes. Muy bonito todo esto. Pero, ¿qué hay de la música? Adelante pues.

Uber-time es una pequeña intro al álbum con ligero uso de guitarras en la el locutor habla del polvo lunar y de la posibilidad de que el ser humano no esté solo en el universo (algo completamente lógico, en mi opinión, si tenemos en cuenta que la Tierra es una gota de agua en el océano de dimensiones inimaginables que es el Universo). No es un mal comienzo.

Oildale (Leave Me Alone) es el corte que nos va a hacer volver a pensar que KoRn vuelven a ser lo que eran. Guitarras muy pesadas, Davis con su inconfundible voz diciendo que todo lo que está bien se lo joden unos cuantos y que lo dejen en paz de una dichosa vez. Un tema muy clásico que recuerda a los temas el primer disco de la banda. Potente y sin concesiones.

Pop a Pill es un tema innovador. Un tema dinámico tanto por el ritmo como por las guitarras. Pero lo que más llama la atención es la voz de maníaco de Davis. Si nos paramos a leer la letra, podremos comprobar cómo hace de bien su trabajo. Y es que escribir una letra que enseñe lo que es tener una adicción a las drogas de agárrate y que encima te puedas imaginar lo que es pasar el mono con una desesperación igual que la que se puede sentir en la voz de este hombre…es mucho.

Fear Is a Place to Live es uno de los mejores temas del disco. El ritmo va en la línea del tema anterior, pero las guitarras son distintas, un poco vintage, el ambiente que crea es oscuro y la temática de la letra, en contra de lo que cabe pensar con semejante título, es una referencia en toda regla a superar nuestros miedos. Si al final acabas jodido por gente que al principio parece buena, entonces lo mejor es que se quiten la máscara y muestren su verdadera cara para hacerles frente. Genial.

Move On es una canción más extraña de lo habitual, porque el cambio de ritmo es constante y se hace difícil de escuchar. Es posible que a más de uno no le guste, y a mí sigue sin terminar de cuadrarme, pero a fin de cuentas es un buen tema.

Lead The Parade se asemeja a una marcha militar que se desbanda cuando llega el estribillo (totalmente coreable, por cierto). Una canción pegadiza, en la que el tema principal es el tormento que supone tener que tomar una decisión y tener que “liderar un desfile” o si no se va todo al carajo. A mí se me asemeja a llevar una vida en la que el más mínimo error te manda a tomar por saco. Una vida totalmente controlada, en la que uno tiene el poder de su propia vida, tanto para bien como para mal. Y es que un poder absoluto también te puede hacer pedazos, sobre todo si se trata de tu vida.

Let the Guilt Go huele a single. Una buena voz sin resultar estridente, con un buen respaldo de las guitarras y una ritmo de batería consistente (a estas alturas del álbum es una de las cosas más trabajadas del disco), con variaciones ocasionales en el ritmo, pero que para nada hacen difícil la escucha. El mensaje principal es que no se puede dejar que las cosas malas sigan liderando nuestra vida. Que se larguen, menos pensar y más actuar de corazón. A lo mejor así no desperdiciamos nuestra vida.

The Past es otro gran tema. Psicodélico y oscuro, las guitarras tienen un gran peso y y la voz de Jonathan se suelta en el estribillo. Especialmente extraños y a la vez atrayentes son los efectos aplicados al tema, sobre todo en la parte del “run away, go away”: las voces y la atmósfera son siniestras, pero es que para colmo hay palmas. A ver quién es el listo al que se le ocurre hacer eso en otro lado.

Never Around es todavía más psicodélica que la anterior, con trozos que recuerdan incluso al doom metal. Es la canción más larga del disco y presenta varios cambios de ritmo, tanto en guitarras como en batería, igual que una forma de cantar de Jonathan Davis desquiciante en algunos momentos. Sencillamente genial.

Are You Ready To Live? lo tiene todo. Es pegadiza, buenos cambios de tono de voz en Davis, gran ritmo y mensaje: aquí se pregunta este hombre qué hace en toda su vida, y resulta que lo único que ha hecho es dar, y para colmo ha perdido el tiempo de manera miserable. Ahora tocará recibir algo y empezar a vivir, aprovechar el tiempo, que no es mucho.

Holding All These Lies es un gran cierre para el disco. Puro amor. A veces queremos saber tanto que descubrimos cosas que jamás quisimos descubrir. Por esto se arrepiente en la canción, por enseñar cosas que nunca tuvieron que salir a la luz. Nada más cierto que eso, porque las verdades duelen. Y como punto destacable en el tema, hay un solo de guitarra. Muy destacable diría yo, porque esto sí que es raro en este género de metal.

A pesar de las muchas y dispares opiniones, a mí me ha cautivado. No tiene nada que ver con los dos discos anteriores, que por cierto no llegué a escuchar enteros por aburridos, faltos de originalidad e impropios de esta banda. Después de casi 5 años sin nada decente, han vuelto a hacer lo que debían. La prueba está en que pillé el disco casi por sorpresa y ya le he dado varias escuchas. Y cuanto más lo oiga, más me va a gustar. No es que KoRn sea la mejor banda del mundo, pero los llevo escuchando desde los 14 años y forman parte de lo que escucho habitualmente, entre otras muchísimas cosas. Y por su parte me parece estupendo hacer lo que tenían que haber hecho, en vez de dedicarse a experimentar. A lo mejor podrían haber hecho algo más sólido, pero para mi gusto está muy bien. Al menos han sabido encontrar otra vez su camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s