h1

Guerra Mundial Z

3 agosto 2010

Hoy me he encontrado una bonita sorpresa en el ordenador. Resulta que ahora no puedo poner tildes, asi que el articulo de hoy va sin tildes. Una buena patada a la ortografia de la RAE por la que mas de uno querria cortarme las pelotas.

A lo que vamos. Hoy voy a comentar uno de mis libros favoritos. No puedo decir que sea el que mas porque miento, el libro que mas me ha gustado lo lei con 16 años, se llama Un Mundo Feliz y cambio mi forma de ver las cosas para siempre. Y como de todo tiene uno que leer y saber, nos toca ciencia ficcion. Y zombis. Por muy gastado que este el genero y por muchas peliculas basura que salgan (salvo las de George Romero y alguna pelicula salvable como Dawn of the Dead, o El amanecer de los muertos para los no angloparlantes, o 28 Dias despues), o por la tira de videojuegos hechos sobre esta base (los 3 primeros Resident Evil son obras maestras, y el Code Veronica es otro a tener muy en cuenta; del resto, mejor olvidarse), siempre hay algo que consigue innovar y revitalizar. Y este es el caso con Guerra Mundial Z, de Max Brooks.

El antecedente a este libro ya se pudo ver en la Guia de Supervivencia Zombi, del mismo autor y editada por Berenice: un interesante manual sobre como sobrevivir en caso de que al planeta entero se le vaya la cabeza y nos empecemos a hacer mistos los unos con los otros (y cada dia que pasa hacemos algo mas parecido, solo que nos cosemos a balazos o al noble arte de repartirnos ostias) a base de devorarnos. Y la obra que voy a tratar se compone de testimonios diversos de la gente que lucho en una hipotetica guerra contra los no muertos desde 2012 hasta 2025 (al final resultara que la tonteria esta de los mayas, el fin del mundo y la madre que nos trajo al mismo va a ser cierta). Cualquier aspecto o interrogante que nos vaya surgiendo conforme leamos se va desvelando.

Y engancha. Desde el doctor chino que trata al “paciente cero”, o el primer zombi, hasta el dia en el que se proclama el fin de la guerra, si le seguimos un poco la corriente al autor no podremos parar de leer. Es imposible hacer la vista gorda a todos los aspectos que nos mencionan, porque estan reflejados de tal forma en nuestra vida cotidiana que en cualquier momento nos podrian ocurrir. Vamos, que el mismo dia que nos acaban de transplantar el higado porque en España se bebe mas que los peces del villancico nos sale una infeccion y lo que mas nos apetece no es echar un polvo, sin echarle mano a quien pilles y “bailar” mientras te pegas un gustazo con su cuello.

Voy a mencionar algunos casos que me han llamado particularmente la atencion en el libro, tanto por el realismo que tienen como por la paja mental que se le tuvo que pasar por la cabeza a Max Brooks a la hora de exponer ciertos casos. Muy documentados todos, eso si. Ahi ha hecho los deberes mas que de sobra, y eso le da bastante realismo a la historia.

El caso que mas me ha llamado la atencion es el de Sharon. No por la historia que cuenta (una situacion normal en un libro de estas caracteristicas), sino por como lo hace. Sharon es lo que se conoce como “niña lobo”. Por la historia que cuenta, se puede intuir que tuvo que sobrevivir sola, sin ayuda de adultos ni de otros seres humanos. Y en el momento del testimonio, ella tiene 16 años y su mente actua como la de una niña de 4. El caso de los niños lobo es real y esta documentado, en situaciones como la de Genie. Por lo cual me parece excelente que este hombre saque a la luz datos tan interesantes como el mostrado.

El testimonio de Kondo Tatsumi es el que me parece mas surrealista. Un otaku que se pasaba todo el puto dia delante de un monitor de ordenador recolectando datos (gracias a que, por lo que describe, la educacion japonesa es memorizar datos, no razonar ni aprender). Y cuando se dio cuenta de que sus padres ya no estaban alli, que Internet se habia caido por completo y de que estaba en peligro por los zombis (agarraos que vienen curvas), ato las sabanas y se dispuso a bajar por la fachada. Hay que joderse. No se en que estaba pensando el autor, pero me rei lo mio al leer algo tan fantasioso por primera vez. Por lo demas, el resto de testimonios son bastante realistas, algunos dan incluso miedo no por los zombis, sino por el comportamiento humano (lo que cuenta Jesika Hendriks cuando se fueron a Canada, o los testimonios de Maria Zhuganova en Rusia y el caso de Corea del Norte acojona que da gusto, igual que imaginarse una vida en los subterraneos de Paris plagados de zombis da miedo de verdad).

Para los no aficionados a estos “simpaticos” seres, y para los aficionados, este libro os pica seguro. A poco que se lea, gusta seguro, y es a mi juicio un libro muy bien montado, bastante coherente y que para colmo resulta realista. Si os aburris y no sabeis que hacer, tiradle y leedlo, que seguro que el aburrimiento se os pasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s