Archive for the ‘Actualidad’ Category

h1

Pop fantasma – Phantom Pop

27 marzo 2011

Dije hace casi medio año que Phantom Pop estaba al caer. En un post que le dediqué al gran hombre, Elphomega, hacía una extensa review de su carrera y su música, y también publicaba que se esperaba su nuevo disco para 2010. No ha sido hasta finales de este mes cuando ha salido. 4 años de espera. 4 años escuchando casi a diario Homogeddon, El Testimonio Libra y comprendiéndolos cada vez mejor, como el vino, del que se dice que cuanto más madura mejor sabe.

No hay mil como él, ni diez como él. Sólo está él.

El hype que ha suscitado el que saliera este nuevo álbum ha tenido división de opiniones. Unos dicen que es demasiado raro. Otros, que los experimentos no les gustan. Y a otra gente simplemente le ha encantado. Yo soy de estos últimos, y voy a pagar gustoso cada euro que vale este disco, siguiendo la inciativa de si te gusta, cómpralo. Se estaba haciendo de rogar, y el pop fantasma merece la pena, canción por canción. Digo lo de pop fantasma porque lo que puede suscitar el título es que es el fantasma del pop, cuando Phantom es el adjetivo y Pop el nombre. Por ende, es pop fantasma. ¿Por qué? Por ambientes coloridos y aparentemente alegres, típicos del pop, pero con letras oscuras y que reflejan cosas opuestas.

El corte inicial, Sol de sábado, Lluvia de domingo, es un adelanto de lo que nos espera. Música que hace imaginar colores vivos, y un buenos días repetido varias veces en la canción que invita a pensar que algo raro pasa. Raro no sé, pero distinto sí. Es evolución.

1000 problemas es una canción dedicada, en sus propias palabras, a todas esas personas que tienen que hacerse cargo de la familia, la casa, el trabajo, la pérdida, y ser capaces de pasar un rato feliz y desconectados de todo lo que les rodea si escuchan esto. Y como él mismo dice, hay mil problemas. Él nos cuenta parte de ellos sobre un beat totalmente contrario al anterior, pero igualmente bueno.

Summer breeze es el corte con la primera colaboración del disco, por parte de la chino-canadiense Masia One. A lo que me recuerda la base es a un día de verano tranquilo, precisamente invitando a la brisa de verano. La voz de Masia es increíble, un gustazo para los oídos en este tema, y el párrafo de Sergio evoca perfectamente lo que podría ser un día de verano. Un día de Junio o de Julio es lo que le pega a esta canción para escucharla. Completamente.

Sacrificio es una muestra de la vida normal de este hombre y lo poco que importa el dinero, aunque al final lo que acaba moviendo el mundo es el dinero, y por tanto el crimen es take money, make money, sea por parte de quien sea. A fin de cuentas vine a este mundo sin nada, y sin nada me iré.

Acabamos juntos tiene un beat muy electrónico y muy happy, contribuyendo a la atmósfera general que crean las bases en el disco, aunque con unas letras muchísimo menos alegres. No es de los temas que más me ha llamado la atención, sin embargo. Aun así, me parece buena canción.

Stardust es la segunda canción con colaboración. Interviene Shabu One Shant en un estribillo sencillamente genial, y Elphomega da una lección de lo que es rapear y fluir sobre un ritmo. No hay mil como él, ni cien como él, ni diez. Sólo el. Es uno de los temas que más me gustan del disco. Sencillamente soberbio.

Y si la anterior me gustaba, Azul Místico me gusta todavía más. Sus primeras palabras son tú ahora quieres mis gafas, meto la mano y las raíces son blandas en referencia a todos aquellos que ahora se han subido al carro de ser vintage y le aclaman cuando hace escasos dos años pasaban de él por no ser un rapero hardcore. Continúa con las típicas referencias culturales en él (a pesar de que en este disco abundan menos, algo que él ya anunció) y todo fluye sobre una base excelente, típico de alguien como Doc Diamond, que produce casi todos los temas.

Primos raros, en contraste con la anterior, está producida por Neo, igual que Summer breeze, Doppelgänger y Ratas de Videoclub. Lo que me inspira esta canción, aparte de una letra soberbia con referencias a Don Siegel y a Steve Rogers (el verdadero nombre del Capitán América), es melancolía. Aunque él diga que no quiere que sea otra canción de las de antes, lo es. Y no por eso es mala en absoluto. La típica canción que gusta escuchar en un día de lluvia.

Doppelgänger es una palabra alemana para definir a un doble de alguien. En este caso, la canción va sobre cómo un día a Elphomega le aparece un doble y hace exactamente los mismo que él. Sólo huyendo de él, corriendo, consigue deshacerse de él. Podría hacer mil hipótesis para intentar averiguar el sentido de esta historia, pero seguramente no daría una. Prefiero seguir dándole vueltas y quedarme con este tema y las voces que en inglés deletrean D-O-P-P-E-L-G-Ä-N-G-E-R.

La gran ola de calor es otro gran tema. Aquí no sólo vuelve a colaborar Shabu One Shant en el estribillo, sino que además canta durante un párrafo. La canción es una completa descripción de imágenes típicas de un barrio normal, escenas de cualquier vida. La atmósfera es como la de Summer breeze: un día de verano con mucho calor, en el que dan ganas de tumbarse y abstraerse con Miles Davis y Dizzy Gillespie de fondo, tal y como canta Shabu.

Alta ansiedad es otra canción de corte electrónico y también un tanto happy. Me gusta bastante, aunque supongo que me hará falta escucharla varias veces más para sacarle todo el jugo.

Illpack debe morir es la clásica colaboración de Capaz Fernández con Elphomega. Desde Homogeddon, sus colaboraciones a solas se han llamado así, siendo la más reciente Knightmares, en el disco de Capaz, Último Cigarro. Es la canción que quizá muestra más egotrip en todo el disco, y a pesar de ello es algo que siempre gusta. A fin de cuentas estos dos hombres son unos monstruos del micro.

Ratas de videoclub sí tiene una gran cantidad de referencias a series y películas americanas, tal y como el título sugiere. Sobre un beat un tanto extraño, nos deleita con referencias tales como Twilight Zone, Harryhausen o Mickey Rooney. Gran tema, sin dudas. Por muchas de estas cosas que conozca, y aunque no sea su propósito, me va a volver a hacer mirar la Wikipedia.

El último tema, No happy ending, puede servir de outro para este gran disco, aunque en verdad es una canción en sí que da la despedida de Phantom Pop. Y como corte final, no desmerece en absoluto.

Cuando Elphomega decía que iba a cambiar, era cierto. Se puede apreciar que su música no es la misma que en El Testimonio Libra. Pero eso no quiere decir que la música no lleve su sello. Es inconfundible. Quizá ha querido cambiar y enfocar su música a la música americana de los años 50 y 60 de forma rimada y con el hip hop siempre detrás, y aunque muchos lo critiquen, a mí me encanta. Como me gustaron en su día sus discos anteriores. Por algo llevamos muchos esperándolo 4 años. Y ahora que puede estar en nuestras manos, es como una especie de droga que no se puede dejar de escuchar. Simplemente muy bueno. Junto con el disco de Sho-Hai, Doble Vida, es de los discos del año en lo que llevamos de 2011.

Haz click en la portada del álbum para escucharlo en Deezer. Y si te gusta, cómpralo. Una edición con un libreto de 57 páginas con las letras y un artwork de escándalo merecen la pena.

Phantom Pop

Anuncios
h1

頑張れ!

14 marzo 2011

Mucho he tardado en volver. Y lo he hecho en el momento más delicado para todos. En especial para los japoneses, después de la catástrofe que ha tenido lugar. Es muy fácil hablar y decir muchas cosas cuando a uno no le coge cerca, pero cuando hay gente conocida implicada en un desastre así, no es tan fácil.

A estas alturas todos sabemos que el viernes hubo un enorme terremoto de 8,9 en la escala Richter en Japón (aunque hay mediciones de 9 e incluso de 9,1). Y no fue en tierra, sino en el mar, lo que causó un enorme tsunami con olas de hasta 10 metros de altura. Las olas arrasaron varias localidades de las prefecturas de Iwate y Miyagi, incluyendo a Sendai. Y cuando digo arrasaron es que arrancaron de cuajo TODO lo que encontraron a su paso. Cualquier vídeo de YouTube referente al tsunami muestra lo mismo: destrucción masiva y horror. Ya hay más de 1600 muertos, y la cifra se eleva si se consideran los 2000 muertos encontrados en Minami Senriku, una localidad costera de Miyagi que simplemente se ha borrado del mapa.

Mientras tanto, los efectos del terremoto no han sido pocos. En Tokyo había terror. Es habitual soportar terremotos para los japoneses, y se suele decir que donde fueres, haz lo que vieres. Pero cuando algo así golpea con fuerza y todo se tambalea hasta el punto en que hay que salir cagando leches de donde sea para salvar el pellejo, la cosa se complica, y no debe ser en absoluto fácil. Cuando en Yokohama se caían trozos de algunos edificios, en Ichihara (Chiba) una refinería de petróleo empezó a arder, y causó numerosos problemas.

Y sigue habiendo problemas por escasez de comida en Tokyo, y futuros cortes de luz. Hay estadios de fútbol con bastantes daños, carreteras que se han resquebrajado y edificios con muchas grietas. Pero lo peor no es eso. Lo peor son las centrales nucleares. En concreto la de Fukushima. A la ciudad no sólo le ha tocado sufrir la pérdida de más de mil hogares (y precisamente los familiares de una amiga han perdido el suyo), sino que además ahora hay riesgo nuclear. Justo esta mañana se ha producido una segunda explosión en el reactor 3 de la planta nuclear (el primero fue el Sábado en el reactor 1). Por suerte, los núcleos están intactos. Si no lo estuviesen, esto sería un problema mucho más gordo de lo que es, que ya de por sí es muy serio.

El mayor peligro es la explosión de los núcleos, ya que parece que se encuentran parcialmente fundidos (y eso es malo, pero mientras se contengan en las vasijas de los reactores seguirá sin haber excesivo riesgo). Si eso ocurre, pasará lo mismo que en Chernobyl. Y eso SÍ es muy grave, al liberar isótopos radiactivos en la atmósfera, y afectando  muchos países. Comparado con eso, el hecho de que la economía se resienta es grave, pero mucho menos que el riesgo nuclear.

Y es gracioso cómo se aprovecha esto para que haya miles de demagogos y de progres imbéciles peleándose por lo ocurrido, obviando el hecho de que hay miles de personas muertas y varias ciudades que han sido borradas del mapa y simplemente defendiendo sus puntos de vista, sin importarle lo demás. O muchos gilipollas que ahora sacan a relucir el incidente de Pearl Harbor y pronuncian un rotundo suck my dick! Fuck you, japs! Para hartarlos de hostias, porque resulta que hablamos de personas, no de monstruos.

Desde aquí mando mi apoyo a Japón. Yo no puedo hacer nada por luchar contra el desastre. La Naturaleza es mucho más poderosa que el ser humano, y sólo se puede obstaculizar su progreso. Pero con una única persona que lea esto y se anime para seguir adelante, aunque sólo sea una, me doy por satisfecho. ¡Ánimo a todos los japoneses!

がんばれ、日本!強く続けて!

h1

Misa de Cristo

18 diciembre 2010

Cuando me pongo a echarle palas de mierda a la Navidad puedo ser un poco cabrón. A veces no llevo razón, pero otras sí. Y es algo que me suele ocurrir a menudo. Aunque el año pasado escribiese una breve entrada sobre esto, creo que se merece una pequeña revisión. O un recuerdo.

Ha llegado un momento en el que esta época me la barniza, prácticamente por completo. Y más en épocas en las que el dinero escasea. Es como si fuera cualquier época del año, con la diferencia de que en la calle se te cae la vela, el grajo vuela bajo y te duele la cabeza. Por el frío y por lo que no es frío. Y otras veces lo que duelen son los ojos cuando se ve lo que hay.

Reconozco que soy algo egoísta, y que seguramente alguien me tilde de tener una doble moral, ser un falso y otro de los que se sube al carro de la feliz falsedad y demás memeces. Pero me da igual. Sigo pensando, y lo seguiré haciendo, que la Navidad es un sacacuartos a lo bruto. Ve a misa. Ponte a bien con Dios. Compra un huevo de comida para la cena de Navidad, algo que probablemente ni te puedas comer entero. Polvorones, mantecados, turrones y dulces varios a lo bestia. Come como un cochino. Haz regalos caros, aunque tengas que hacer malabares para que la cuesta de enero no tenga una pendiente del 80% y te pegues el ostión de tu vida. Demuestra que quieres a tu gente porque les das cosas de las que poder fardar.

Pero sobre todo, olvídate de qué es la Navidad en sí. Ni una Christmaesse anglosajona, ni una misa de Cristo ni pollas en vinagre. Es Jesucristo impreso en los billetes del euro, el dólar, la libra esterlina y los Fukuzawas de 10000 yenes. A ver si te vas enterando. No todas las familias se juntan en una mesa con una cantidad de comida que no puede abarcar, charlando de esto y lo otro a ritmo de villancicos hijos de puta que te taladran los oídos. No todas se quieren. Incluso en estas fechas, que se suponen de buenas intenciones y esperanza, el dinero es lo que sigue premiando. Y el mismo puto sentimiento de ansias por tener mucho dinero y ser alguien importante. El sentimiento de ser cateto, imbécil y seguidor incondicional de una costumbre que ha cambiado en base a lo que se demanda, y en la que el amor se mide por la cantidad de billetes gastados en algo, no en un gesto de verdadero aprecio por una persona, la ayuda o el hacer feliz a otra gente.

Menos mal que sigue quedando gente que muestra su cariño, su ayuda y la intención de que esta sociedad de mierda se limpie, aunque sea un poco. Menos mal. Bravo por ellos.

h1

Chapter 18: A pulso

21 octubre 2010

Que lleve un mes sin escribir y que encima cuando lo haga quiera mentar a la madre que parió a todo el mundo no significa que sea un ermitaño con más mala leche que un simulador de vuelo en el que estrellas un avión en el world Trade Center. Significa que las cosas buenas me las voy a guardar de momento para mí.

Pero de momento ése no es el tema. Hay cosas que preocupan más. Como por ejemplo, que cada día que amanece, España está más llena de subnormales. Y pintan bastos. Si hay remontada, desde luego va a ser a muy largo plazo.

Teniendo mis preocupaciones el otro día, se me acercó una niña que deduje que estaba en Secundaria. Una cría con pinta de inteligente: mientras sus amigas se contaban chismorreos sobre con quién se habían liado en el fin de semana yla salida a alguna gilipollesca fiesta light, ella estaba haciendo sus tareas. “Toma ya, con dos cojones”, pensé yo mientras me acercaba a ella. me llamó la atención el ver que tenía que localizar en un mapa del mundo ciertos países y ponerlos en otro idioma. Eso no estuvo mal. Que me preguntase que dónde estaba Polonia sí que lo está. Le pregunté en qué curso estaba. “Segundo de ESO”. Le pregunté también que qué mierda de educación les daban en geografía. Y la respuesta fue “La Europa de los 25 en Sexto de Primaria. Y hace ya dos años que no hemos visto más. No nos han enseñado el mundo entero”.

Helado. De piedra. Hay libre albedrío para poner un calificativo. Pero me quedé con los ojos como platos. Porque me resulta difícil no, imposible de creer, que con cerca de 15 años una persona que se supone inteligente, tiene una calificaciones excelentes (las tiene, entre otras cosas porque la conozco) y es una alumna ejemplar, no pueda localizar en el mapa del mundo no un país, sino más de medio mundo. Es sencillamente acojonante.

Acabé la ESO en el 2006. En un periodo de 4 años (permitidme la expresión), no recuerdo haberme tocado más los huevos en mi vida. Tardes leyendo novelas, cómics, jugando a la consola y haciendo de todo menos estudiar. Y nunca me tiré un verano estudiando porque me quedara algo para Septiembre. O soy un genio, o el sistema es una mierda. Y como las flores con tiesto se las tiran los orgullosos y los arrogantes, y sé que soy un tío normal, me inclino por lo segundo.

Hace unos años, el mundo se veía entero en 6º de Primaria, como muy tarde en 1º de ESO. La Europa de los 15 de aquel entonces era un apartado del tamaño de una cagada de ratón. Y resulta que en 2010, con una educación que se supone que es de puta madre, con ordenadores subvencionados por el Gobierno para los amiguitos lameculos y los que le ponen propiedades a otro para llevarse las becas por todo el morro, una de las mejores alumnas de un colegio que se supone de nivel medio-alto no me sabe localizar Polonia en el mapa. Si así van las cosas en Geografía, del resto apaga y vámonos.

Hay carencias en casi todas las asignaturas (y precisamente en idiomas donde más), pero luego lo que más preocupa es la Educación para la Ciudadanía, que no haya Religión en las clases para no molestar a nadie y que haya educación sexual, cuanta más mejor. Es decir, que le echen mierda por bulldozers a los soplagaitas de la derecha, que nadie se sienta ofendido porque el cristianismo no es su religión y que todos aprendamos a echar un polvo, hacernos una paja y meternos el dedo en el coño.

Eso está muy bien si lo que queremos son políticos, putas y chaperos. Pero para montar un país hace falta gente preparada. Que pueda pensar, que sea creativa. No una panda de inútiles cuya realidad es la tele (con sus teleseries basura de adolescentes hormonados que se enrollan con profesoras o se meten rayas de coca como un campo de fútbol de largas, y también con programas de mierda donde la gente sale peleándose y donde una cocainómana gana un millón de euros al año y encima sería la tercera fuerza política de ser votada),  Tuenti, el Farmville de los cojones en el Facebook y Asco de Vida. Muchos miramos esas cosas, y los que somos un poco listos sabemos hasta dónde llega el límite. El resto no lo saben. Y así luego hay una lista de parados del tamaño del sumario del 11-M y los servicios al público son la risa de media Europa, aparte de que nos estamos hartando de comer mierda a palas y nos callamos.

Así nos están educando. Y un futuro muy negro es lo que le aguarda a esta ruina de país. Pero que se lo ha ganado. A pulso.

h1

Chapter 17: Soy esquirol

23 septiembre 2010

Un mes. No han hecho falta varios. Sólo uno ha sido necesario para crisparme de tal manera que ver a un político se me antoje como ver a un asesino en serie. Y, consecuentemente, a los sindicalistas y demás gente de su calaña. Durante el mes he tenido cosas buenas (pero la privacidad es poder, así que me quedo con él y no digo nada), cosas malas (otra vez el poder), y esto. La última movida de los sindicatos, o dicho de mejor forma, los huevones que no han dado un palo en su puta vida y viven del cuento, yendo de auténticos y de obreros pero con pisos en el centro, coches de puta madre y ropa cara: la huelga general.

No me gusta escribir sobre política porque sé que acaba pillando mierda hasta el gato. Sea del Pesoe, Pepé, la izquierda comunista, el Partido del Váter o la madre que los parió a todos. Pero me veo en la obligación. La cosa en España está muy jodida, para qué engañarnos. Si no viviera aquí me importaría un carajo, pero resulta que sí que vivo aquí, y tardaré un poquito en abandonar este país. Así que me toca los huevos. Que un grupo de tíos que se han estado rascando el culo toda su puta vida, ganando más pasta que 6 familias juntas en un año cada uno y sin merecerlo, diga que todos, sin excepción, tenemos que hacer huelga nos guste o no es para descojonarse. O mejor aún, para hacerles un bonito calvo. Me apetezca o no, ahora un grupo de chusma me va a obligar a no hacer mis cosas y a protestar contra un cabronazo que nos está hundiendo, para que luego ellos vayan barnizándosela a fin de que sus arcas estén llenas. Parecería bonito, pero no.

Es cierto, hay un cerdo en la Moncloa que está jodiendo a España entera, le voten o no, pero una huelga convocada por los mismos a los que está engrasando no va a ninguna parte. Y menos aún después de las vacaciones de verano. Qué pena me dan, que tienen que currar sin trabajar y tocando las pelotas, pero antes tienen ellos que descansar de su durísima vida de no hacer ni el huevo.

Odio a estos personajillos tan sinvergüenzas y ladrones que nos menean como si fueran marionetas. Y por desgracia, haga caso a quien se lo haga, al final el beneficiado es el mismo. Nada de que le van a plantar en la calle por una huelga. Nadie muerde la mano que le da de comer, y en este caso no será así. Y dado que haga esto o lo otro, creo que voy a hacer mis cosas. Estoy en mi derecho de trabajar, o estudiar, o meterme un dedo en la nariz y sacármelo por el ojo si me apetece . Y un montón de analfabetos furiosos, alentados por cuatro embustes y palabrejas de un mierda con demasiada labia, no me lo va a impedir.

Soy esquirol, y lo voy a ser hasta que cumpla mi objetivo y me largue de la piel de toro. Entonces, señoras y señores, politicuchos melifluos y falsos, así como vagos y falsos obreros con abundante capital en la cuenta del banco al que echan la culpa de la crisis, podrán dilatar sus anos con unas tenazas de acero hasta que se puedan meter a España por el culo.  No me importará lo más mínimo. Tampoco habrá mucha diferencia entre ahora y el momento en el que hagan esto. O sí. Porque conociéndoles, si ya se pensaba que habían tocado fondo, siempre cabe pensar que lo pueden hacer incluso peor.

h1

Chapter 16: Que se los suban ellos

18 agosto 2010

Tengo que dejar de escribir tanto cuando me cabreo. Porque cuando lo hago se pringa de mierda hasta el gato. Pero es que lo de hoy es para ir a mear y no echar ni gota. Resulta que el Ministro de Fomento, Don José Blanco, Pepito el Puta para los amigos por aquello de que parece que le pagasen por criticar al PP (otros que mucho joder la marrana pero que no tienen ni pajolera idea de hacer la O con un canuto), ha declarado que se está estudiando subir los impuestos a las rentas más altas, por aquello de que los europeos pagan más impuestos que nosotros. Tócate los cojones.

Yo no trabajo, y desde luego si currase, a mi edad sería en un trabajo temporal y ganando poquito, pero no es eso lo que me importa. A mí lo que me importa es que siempre se está hablando de lo mismo. Que si subir IVA por aquí, que si ahora subir los impuestos por allá…Eso sí, a las rentas más altas. Que al final hará cada uno lo que le salga de la Shakuhachi (flauta de bambú para los que no lo entiendan), subirán los impuestos a los capullos de siempre, y mientras tanto ellos a que se les ponga morcillona en el congreso viendo cómo un travelo le da por culo a una puta china en http://www.mestoyponiendoburro.com. Y detrás de ellos vendrán los sindicalistas de las pelotas alegando que se está estudiando hacer una huelga general, y que en Septiembre nos vemos las caras en ella. Amén de la panda de soplapollas que se lo creen. Venga hombre, que el cuento ya nos lo conocemos.

Por eso si van a subir los impuestos a las rentas más altas, que lo hagan. Que le echen huevos. Que no los van a tener, porque ellos mismos saben que las rentas altas son ellos. Que no sólo la Preysler, los famosillos casposos del Sálvame y  las plantillas del Madrid y el Barcelona viven como reyes. Que los políticos ganan una pasta al mes por echar embustes y decirse de todo menos bonitos en el estrado, para luego acabar la sesión e irse de cañas, cubatas y putas por este mismo orden. Y los sindicalistas más de lo mismo: el ejemplo perfecto de lo que un español quiere por trabajo porque se rasca uno las partes nobles al libre albedrío, cobra en un mes lo que una familia media-baja no gana en un año y encima con decir cuatro palabritas de que hay que defender al obrero y que hay que montar una huelga general ya lo soluciona todo. Les insto a que se atrevan a subir los impuestos. Pero que sea a las clases altas. Es decir, que empiecen ellos por cobrar un sueldo medianamente normal, que a los sindicalistas los pongan a trabajar como no lo han hecho en su vida y a los de paga vitalicia que les den una buena patada en los cojones. Que aprendan lo que es tener deudas en el banco que no pueden pagar, casas que les embargan, tranchetes de queso que les escupa el cajero con un enano haciéndoles un calvo con un rotundo cero en todo el ano. Y ya de paso, que cojan a la niñata de Mujeres Ricas que dice que sus aficiones son sestear en el jardín y la planten en la puta calle. A ella y a su mami porque se les ha acabado la pasta y les han embargado la mansión, a ver qué saben hacer salvo abrirse de piernas o hincar las rodillas. Ya está bien de tanto mamoneo.

h1

Chapter 15: Ellos no tienen sentimientos

10 agosto 2010

Hoy me refiero a ti. Y no es por machismo, es porque voy a hablar de quién eres tú, mujer. Tú eres una señorita muy especial. En absoluto eres común, y nunca lo has sido. Desde pequeña has tenido lo que pediste, te han mentalizado a que tienes que llegar a algo grande. A vestir con todo aquello que sea de marca. A que tus papis fueran importantes, estuvieran varios días fuera de casa por motivos laborales y que tus hermanos y hermanas se ocupasen de ti mientras hacías de las tuyas poco después de dejar de gatear.

No cambió la cosa cuando creciste un poco más, quizá lo único que viste nacer a otra gente y te pudiste sentir superior, al mismo que empezabas a perder protagonismo y sentiste envidia por ellos y ellas, porque tú ya no eras el centro de atención. Y cuando creciste, el llegar a ser algo grande pasó a ser el ligarse a un pijus vulgaris con un sueldazo, un cargazo y un titulazo. Pero mejor del miembro viril no hablamos, que cuando hay tanto por una parte siempre suele faltar de otra, sea la potencia sexual que al final te obligue a echarte en los brazos de Onán o en los de otro hombre, o el carácter del susodicho maromo, que puede venir acompañado de ostias, cabreos, mal humor y tendencias psicóticas. Eso no importa mientras las mejores marcas estén de por medio.

Y tiempo después, mucho tiempo después, eso no ha cambiado. Bueno, se puede decir que por fin mostraste tus verdaderos colores. Los trapitos son tu perdición. Y valen pasta. De ahí la obsesión por el papel, aser posible de colorines y si es morado mejor. Pero has de tener cuidado, que tienes gente al acecho. Que el cariño demostrado con regalos no se escape, porque es cariño que se te escapa. Pijerías que no te compras. Cosas de las que no puedes fardar. Por culo que no puedes dar porque no eres la mejor. Y para llegar al objetivo se puede despreciar a la familia, a los amigos y a quien haga falta. Sabes que puedes hacerlo. Manipular, plantar a quien sea en la puta calle, pelearte, echarle morro al asunto. Y lo mejor es que funciona.

Pero hay un problema, y es que no puedes evitar que te coma la envidia cuando ves que alguien tiene eso que tú no tienes. Es superior a tus fuerzas. Y pones empeño en conseguirlo, sin importar el resto de cosas. Lo vas a conseguir, de eso no cabe duda. Pero, ¿qué te va a quedar después? La pija más pija de un sitio de mierda. Soberbia, borde, con carácter de señoritinga, de pijus vulgaris. Marquesa de Mierdaembute. Sin un príncipe azul del que presumir, porque el del sueldazo y el cargazo acabó hasta los huevos y pilló la puerta. Sin familia, porque decidiste que eran un obstáculo. Sin amigas, porque quisiste ser tanto que al final las olvidaste (o te peleaste con ellas) y ellas pasaron o te olvidaron, porque al final resulta que no son como tú, sino que tienen aspiraciones lógicas y cambian de ideas. Amargada. Sola. Cuando esto pase, mira al montón de papelitos rectangulares del banco y a las toneladas de ropa y complementos que nunca te pusiste, que compraste por fardar. A ver si ellos te van a abrazar cuando te vean en tan lamentable situación. O a ver si lloran cuando estés en un féretro de dos por cuatro. Lo veo difícil, porque el papel y el textil no lloran, ni abrazan ni consuelan. No tienen sentimientos.